La pérdida de nuestros seres queridos

La pérdida de nuestros seres queridos es quizá una de las cosas más difíciles de superar. Algunas personas vivimos esta experiencia como una fatal tragedia imposible de superar. Se nos queda la tristeza en nuestro interior olvidándonos de nosotros mismos y nuestra vida normal.

Nos arrastramos  por nuestros días y nuestras propias rutinas, casi por inercia y sin pensar en nada más que en la fatal pérdida.

la pérdida

¿qué nos hace quedarnos en este estado casi catatónico? ¿Por que somos prácticamente incapaces de ser quienes eramos antes de la fatal pérdida?

Muchas personas piensan que la aflicción es una sola instancia, o que es un periodo corto de dolor o tristeza como respuesta a una pérdida. Sin embargo, la aflicción puede perdurar por mucho tiempo al incluir todo el proceso de lidiar emocionalmente con la pérdida. La aflicción normal nos permite eventualmente dejar ir a un ser querido y seguir adelante de una forma saludable.

La aflicción es dolorosa, pero es importante que expresen su aflicción aquellas personas que han sufrido una pérdida. También es importante que se les brinde apoyo a través de este proceso. Cada persona se afligirá por la pérdida de sus seres queridos de formas distintas. La duración y la intensidad de las emociones que las personas experimentan varían de acuerdo a cada persona.

Aunque algunas personas han descrito la aflicción como un proceso que sucede en fases o etapas, a menudo no se siente como tal para la persona que se encuentra en luto. Puede que se sienta más como una montaña rusa emocional, con subidas y bajadas que dificultan ver cualquier progreso en el proceso de sobrellevar la pérdida. Puede que una persona se sienta mejor por algún tiempo, solo para después volver a entristecerse. Algunas veces, las personas se preguntan por cuánto tiempo durará su aflicción y cuándo podrán experimentar algún alivio.

¿Es este sentimiento un sentimiento egoísta? Pues en realidad  nuestro sufrimiento es  ante todo y en gran medida por la pérdida en sí. El habernos quedado faltos de alguien que anteriormente tenía un hueco en nuestra vida, y ya nunca lo llenará.

Y si te ha gustado, tomate un segundo para compartirlo en tus redes sociales y difunde el mensaje y si  haces un comentario, será bienvenido! ;) ♥